Arte en la Calle

Profesionales de la fiesta

Es necesario destacar la figura del artista fallero. Este profesional es más que un escultor de gigantescas figuras, más que un pintor o más que un carpintero. En realidad, el artista fallero es una especie de “artista total”, que proyecta el monumento en su imaginación y le va dando forma, ayudado por especialistas en determinadas tareas artísticas.

Un artista fallero, suele, además, crear un estilo propio, una seña de identidad que le acompaña siempre en sus trabajos, la cual le identifica y diferencia de otros artesanos de su mismo gremio.

Uno de los lugares más atractivos y curiosos de visitar para acercarse mejor al trabajo de estos artistas es, sin duda, la “Ciudad del Artista Fallero”. En ella se concentra la mayor cantidad de los gigantescos talleres donde se elaboran los monumentos. Allí, durante todo el año, se vive un frenesí de trabajo continuo y es frecuente la presencia de decenas de curiosos, interesados en ver “in situ” cómo se hace una falla.

La Exposición del Ninot

Los “ninots” son las figuras que componen las escenas de los monumentos falleros. A principios de febrero, cada comisión aporta su mejor “ninot” (solamente uno) a una exposición colectiva, que queda abierta al público hasta el día de la plantà, cuando cada figura es recogida, en un pasacalle lleno de algarabía, sonido de silbatos y música de charanga, por su comisión para ser llevada hasta el monumento del que forma parte.

Cada visitante de la exposición mencionada tiene la posibilidad de elegir, de entre todos, el “ninot” que más le guste: bien por su originalidad, bien por su elaboración. Llegado el momento de la clausura, se recuentan los votos y el “ninot” que más votos haya conseguido quedará indultado: tendrá el honor de ser el único “ninot” de toda Valencia que, oficialmente, no arderá la noche del 19.
Este mismo procedimiento se repite con las fallas infantiles, cuyos ninots también pueden visitarse en la misma exposición.

Calles Iluminadas

Ver las calles de la ciudad durante las fiestas, e incluso algunos días antes, supone un regocijo inmenso para la vista. Las comisiones adornan sus demarcaciones con las más impactantes iluminaciones artísticas.

Centenares de guirnaldas de luz, de dibujos y formas variadas, con multitud de colores y composiciones atrevidas, se entrecruzan y complementan para dar una apariencia multicolor a todos los rincones de Valencia.

Especialmente cautivadoras resultan las iluminaciones del barrio de Ruzafa, donde se combinan las estrechas callejuelas con calles amplias y espaciosas, ofreciendo una inmensa gama de posibilidades lumínicas.

Como complemento a la iluminación, algunas fallas participan en el concurso de Calles Adornadas.

Para ello, acotan un tramo de calle de su demarcación y lo decoran a su antojo, en base a algún tema o ambiente concreto ideado por ellos y que cada año varía con respecto al anterior. Son los propios falleros los que participan en la confección de los adornos, que cada vez resultan más elaborados y costosos.

La plantà

Es un término valenciano que, a la hora de traducirse, podría equivaler a “alzamiento”. Es, en efecto, el momento en el que el remate de la falla, su parte más alta, queda definitivamente erigido. Como las fallas ganan cada año en altura y espectacularidad, la colocación de esos remates se convierte en una tarea ardua, que puede durar varios días y que es seguida con expectación por decenas de personas.

Con el tiempo, la expresión se ha ido generalizando: la “plantà” se considera, actualmente, el momento exacto en que la falla queda completamente acabada y lista para ser visitada, con todos sus “ninots”, carteles y detalles varios (césped, luces, carteles explicativos, etc.)

Esto ocurre la noche del 15 de marzo.

Artistas falleros

Son una mezcla de arquitectos, escultores, pintores y decoradores de inmensa versatilidad, imaginación y creatividad. Han sabido actualizar las antiguas técnicas artesanales y adaptarlas a las nuevas tecnologías. Hoy en día, además de ser los creadores de las fallas, desarrollan otros productos artísticos, como carrozas decorativas, escenografías para teatro o cine, decoración de parques temáticos, etc. El Gremio Artesano de Artistas Falleros es la asociación profesional que apoya la actividad de estos artistas plásticos.

Pasacalles

La tradición musical valenciana, a partir de las sociedades musicales y los grupos de tabal y dolçaina, instrumentos valencianos por excelencia, se han desarrollado gracias a las fiestas populares y las Fallas en particular. Las calles de la ciudad se despiertan a todas horas con las partituras interpretadas por los músicos en los diferentes actos que las comisiones celebran a lo largo del día.

Copyright © 2017 by Socarrat