Tradición

La Crida

Pregón de las fiestas falleras. Acto multitudinario que reúne a todas las comisiones falleras bajo las Torres de Serranos, monumento emblemático de la Valencia histórica.

Tras un espectacular preámbulo de luz, sonido, música y pirotecnia, la Fallera Mayor de Valencia, arropada por su Corte de Honor y las autoridades de la ciudad, y desde un estrado situado a pies del monumento, invita al mundo entero a disfrutar de las ya cercanas fiestas, ensalzando las excelencias y virtudes de éstas. Suele realizarse el último domingo de febrero.

La Ofrenda de flores

La mayor expresión de religiosidad y devoción de todo el calendario festivo fallero, aunque no exenta de elegancia, grandiosidad y una vistosidad raramente superables.
Estamos hablando de la Ofrenda de Flores a la Virgen de los Desamparados, la patrona del reino de Valencia. En este acto, todas las comisiones acuden, con sus mejores galas, a entregar sus ramos de flores a una gigantesca imagen de la Virgen, situada en el centro de la plaza que lleva su nombre y donde se encuentra su Basílica.

Un desfile de miles y miles de falleros y falleras, luciendo los trajes a la antigua y potenciando la riqueza de éstos con el colorido de las flores, llena las calles de la ciudad. Cada comisión lleva su banda de música e incluso, en algunos casos, también se le ofrece a la Patrona una espectacular canastilla con los adornos florales más originales y creativos.

Dada su increíble cifra de participación, la Ofrenda se celebra en dos días (17 y 18) y, por muchos motivos, se ha convertido ya en el acto central de la semana fallera.

Cabalgata

En el calendario festivo fallero, existen varias cabalgatas que recorren el centro de la ciudad y que aportan dosis variadas de color, animación y efectismo visual. Cada una tiene su propio espíritu y el planteamiento diferencial de ellas permite un heterogéneo abanico de posibilidades para el turista y ciudadano que abarca todo el espectro social.

La cabalgata del Ninot es un desfile paródico, en el cual las comisiones participantes representan los acontecimientos y personajes de actualidad de forma crítica o irónica, jugando con las segundas intenciones, los homenajes o, incluso, la provocación. En este desfile no hay colores, ideologías o tabúes: cualquier institución, persona o acontecimiento puede verse reflejado. Se entiende, pues, como una falla en movimiento con sus “ninots humanizados”.

Copyright © 2017 by Socarrat